sábado, octubre 27, 2012

Allá va

Imagen: Esao Andrews


Allá va la muerte pedaleando. Pasea por toda la ciudad en busca de un perro, una piedra, un papalote, una crayola, un plato, una muñeca, un acordeón. Busca y busca sonrisas para llevarles a los caídos esperanzas azules. 

Allá va la muerte pedaleando. Anuncia que siempre habrá flores en las tumbas vacías y la música no dejará de hablar.

Allá va la muerte paseando mi futuro. Me declara que no habrá lágrimas ni dolor en la tinta que derrame para escribir.

Allá va la muerte, llevándome, en bicicleta. Me susurra al oído: no tengas miedo, recuerda que tu nombre significa vida.

5 comentarios:

virgi dijo...

Lo que la muerte no sabe es que con tantas bicicletas que tienes no acertará en cuál de ellas vas.
Besos, querida Clarice

Isabel Barceló Chico dijo...

Qué texto tan hermoso, clarice. Tu nombre significa y es vida. Como decía Séneca respecto de la muerte: "debería temerla si puediera quedarse junto a tí. Pero una de dos: o no llegará, o pasará." Me alegra que de momento pase en bicicleta. Un abrazo enorme, querida amiga.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Lo que más me gusta es que te susurre que no tengas miedo y su palabra signifique vida y sobre todo, que vaya pedaleando, esa visión es encantadora. Cuando fui niña le tenía miedo por llevar una espadaña y todas esas cosas quenos contaban...
Besicos muchos.

maria candel dijo...

Mientras la muerte acuda en bicicleta, habrá tiempo para sortearla en coche
Un beso, amiga Clarice

Pedro J. Sabalete dijo...

Qué bonito. Todos los ciclistas las llevamos encima... diantres! y quién no!