domingo, noviembre 03, 2013

Bethania

Dibujo por Bethania

Y el calendario sigue girando y yo sigo creyendo que entre todos los años que he vivido, tú sigues siendo mi nacimiento diario.

Tu mano es la que me ha guiado a creer que la vida vale la pena vivirla a cualquier costo.

¿Qué sentido tendría que yo la viva sin tu fuerza?

Te escribo como si fueras una fiesta. Porque eso eres: una celebración. No importa el día que sea, ni la hora, ni el vacío, ni la ausencia. Simplemente eres un instante y hay instantes que son eternos. El vientre no puede olvidar que un dolor provocó otorgarme la luz: tus ojos.

La memoria no es ingrata para recordar cada día de tu vida y de la mía.

A veces, tú eres yo. Pero yo, soy siempre tú.


5 comentarios:

SUREANDO dijo...

¡Una maravilla expresando tu amor!

Indigo Horizonte dijo...

Incondicional el amor de tus ojos por su luz y por sus ojos. Abrazos, grandes, a las dos.

virgi dijo...

Una maravilla este texto, tu hija tiene que estar emocionada y admirada.
Magnífico.
Un fuerte abrazo

Tesa Medina dijo...

Como madre-madraza que soy me he emocionado porque qué fuerza y qué belleza y cuánta ternura hay en este breve texto.

El dibujo, un preciosidad.

Y ese final... me deja noqueada.

Graciela, qué bien lo cuentas.

Un beso,

இலை Bohemia இலை dijo...

Me enamoré de la imagen y luego de las palabras...

hermoso!

besos