domingo, noviembre 12, 2006

El sabor de un mundo: la cocina de Diego y Frida.

Confieso que sigo siendo aprendiz en la cocina, desde la niñez hasta la actualidad, he disfrutado mucho de los encantos culinarios de mi familia. Era yo la probadora oficial de todo lo que guisaban y a la fecha, siempre he tenido la creencia que condimento la cocina con mi presencia, mientras los otros están en los preparativos de la comida, yo me encargo de ofrecerles la charla y la risa.

Así que cuando me enteré que estaría Guadalupe Rivera Marín, la hija de Diego Rivera, compartiendo sobre el tema de la cocina y anécdotas de su padre, no podía perdérmelo.
Guadalupe, acompañada de la chef Roberta Gómez, recordó sus vivencias veracruzanas, declaró convencida que ama la cocina mexicana y que es feliz apoyando nuestra cultura, para que nunca se olvide lo que es nuestro México, y nos exhortó que a pesar de que existe el conflicto de la globalización, nosotros tenemos que seguir manteniéndonos en no dejar de consumir y rescatar siempre la cocina mexicana. Tomar del pasado remoto es hacer patria. Es lo que nos identifica y nos hace sentirnos orgullosos.

La cocina mexicana no ha cambiado, es auténtica, especial y tradicional. El jitomate, chile, chocolate, maíz, etc, adicionados con orégano, tomillo, epazote, canela, son características que dan un toque especial.

Guadalupe Rivera Marín, tiene un libro publicado sobre la cocina mexicana y está próxima a publicar otro. Actualmente, en un programa televisivo, es conductora y cocinera de los platillos de su bisabuela paterna, compartiendo un recetario del siglo XVIII, con invitados especiales que charlan recordando a Diego y a Frida.

Egresada de la UNAM y doctorada en Derecho, aprendió a cocinar lo elemental a los cinco años de edad, bajo las faldas de su abuela. Comentó que desde los tres años su padre la acercó a la política. Su vida ha sido paralela entre política y cocina y riéndose dijo que se olvidaba de la política cuando se ponía el delantal para cocinar.

Recordó a su padre, cuando la llevaba de compras de mercado en mercado porque él lo disfrutaba mucho. Los huazontles, los gusanos de maguey, los charales y el mole eran su deleite.

En el comedor de Diego Rivera y Frida Kahlo, la comida era totalmente mexicana: la sopa aguada, el arroz con jitomate acompañado de verduras, el guisado de verdolagas con carne de puerco, las tortillas recién hechas en comal y las aguas frescas de jamaica, horchata de arroz o guayaba entre otras. Nunca había pan. A Diego le gustaba el pulque y a Frida el tequila.

El platillo favorito de Guadalupe es “El manchamanteles”; compartió diversas recetas, entre ellas, un pollo con piña, pozole, ensalada de piña con perón, tamales de elote, mole negro oaxaqueño, dulce de mamey, dando como resultado abrirnos el apetito.

Agradecida y orgullosa del aprecio que la gente veracruzana le tiene a su padre, Guadalupe Rivera Marín, contenta de estar en Xalapa, también inauguró la obra pictórica de Diego y Frida en la Pinacoteca Diego Rivera.

Me encantó conocerla, linda y amena, nos regaló un recorrido grato de anécdotas culturales y culinarias, fue todo un deleite. Estoy segura que todos salimos dispuestos a disfrutar de la estupenda comida mexicana. La noche fría se convirtió en aromas y sabores inolvidables.


41 comentarios:

Margarida V dijo...

como me encantaria tener ese libro, me encanta la cocina mexicana.

Anónimo dijo...

Que grata convocatoria a la que tuviste oportunidad de asistir, tenias razón, como perdertelo.


Saludos para ti....



Agustin

gonzalo dijo...

Imagino una mesa llena de colores y de aromas.

Gracias por las imágenes que provocas.

Te acabamos de inscribir en nuestros links.

Un abrazo, en esta tarde de curanto.

soleil dijo...

me contagiaste tu experiencia

La hormiguita dijo...

Muy enriquecedora la experiencia. Y somos colegas, porque también comencé como probadora oficial.
Saludos!

Miguel Sanfeliu dijo...

También a mi me encantó conocerla a través de tus letras.
Un saludo.

Rafael de la Reina dijo...

Querida Clarice, vengo en otro momento mas despacio. Tus letras me gusta saborearlas de principio a fin.
Te beso en domingo.

Noa- dijo...

Fue un gran honor que nos acercaras a ella y a esa cocina mexicana con tus letras.

Saludos

Silvia dijo...

Ay, Clarice:
qué hambre me ha entrado. Parece que a través de tu blog me vienen los olores de la maravillosa cocina mexicana , que me encanta. Además nos has recordado a Frida y a Diego, dos personajes a los que admiro.
Muchas gracias, preciosa

Marcos dijo...

Soy amante de la buena cocina.. lamento no deleitarme con la cocina de tales eruditos.
No morire sin probar el tipico MOLE
;).
Cai linkeando pero fue un placer.
Saludos

Héctor Jorquera dijo...

y cuales son dama del norte, sus platos favoritos? y la especialidad de su casa? cuales los paltos exóticos que recuerda? cuales los pendientes? abrazos desde el Sur

Bohemia dijo...

Gracias por el aderezo y el aroma de tus letras...
Besos sazonados!

Anónimo dijo...

qué linda experiencia!!!
qué linda!!

gracias por compartirla!!

MaleNa dijo...

Que maravilla esta melange de Diego, Frida, Roberta y vos.

Imagino aromas, sabores fuertes, colores, mil colores como en los cuadros de la Kahlo.

Ayyy mujercita, me haces saborear a Mexico y mi alma se alegra.

Cerca tuyo siempre :)

Laura Diaz dijo...

Llego tarde, después de la nada desprecible suma de catorce comentarios. Justo yo, que tengo el honor que me hayas dedicado tan maravilloso post! Maravilloso por la cocina, maravilloso por Frida y Diego, maravilloso por lo bien escrito que está.

He viajado contigo, tus palabras lo logran siempre. Esta vez a la cocina ancestral mexicana, enriquecida por la sensibilidad de una mujer que es, nada más ni nada menor, que hija de Diego Rivera!

Me voy con los sabores y perfumes que me has regalado, a inventar algo en mi cocina, que desearía tuviera los de la cocina de Frida y Diego de la Casa Azul de Coyoacán...

Mil gracias por este regalo.

Te abrazo desde la primavera del sur

CEL dijo...

Recoger todos los legados de nuestros antepasados, es tarea que no debemos de huir de ella, porque esta nuestra esencia.
La cocina, soy amante de la buena cocina sencilla y antigua, todo a su modo con fuego lento sin prisas, cosa casi inalcanzable en nuestros tiempos.
En tu relato me encontre entre olores y colores y buenos sabores, me imagine Mexico, y pase unos momentos muy agradables, gracias por el acercamiento de tu pais y por tu escrito que relatas con vehemencia toda esta vivencia.


Un abrazo

Andrea dijo...

Me has hecho añorar mi México, aunque no tengo la nacionalidad, soy mexicana de corazón.

Todos esos colores y sabores, sonidos e imágenes, todo eso que conforma lo que es México, todo eso me encanta. Lo extraño.

Gracias por este post tan bonito.

Pamela Albarracín dijo...

que condimentado encuentro!

espero poder disfrutar pronto de todos esos colores Mexicanos.

abrazos amiga

bohemiamar dijo...

Me fascina la cocina y soy una excelente cocinera, pero no suelo comer lo que cocino, soy vegetariana y vegana, estricta en mi alimentación.

Un abrazo.

bohemiamar.

Francisco Ortiz dijo...

Tu texto también tiene un magnífico sabor, y te debemos el conocer algo más de un personaje muy interesante.

Rafael de la Reina dijo...

Si hay algo que me gusta y admiro de los mexicanos, es su amor a la patria. Os envidio, creedme.
Y en cuanto a la cocina mexicana, no he probado apenas nada, y la imagino picante y con mucho color. Y sabor, por supuesto.
Gracias por el sabroso post.
Beso de lunes alegre.

Isabel Romana dijo...

No conozco ninguno de esos platos de la cocina mexicana, que suenan tan sugerentes... se me hace la boca agua sólo con imaginarlos. Debiste pasar un rato delicioso, clarice, te envidio. Besos.

Eleonaí dijo...

Hola Clarice:

Buen provecho.

¡Y ¿Salud!

® dijo...

Muy cierto todo lo que dices sobre la cocina mexicana, así mismo, muy interesantes las anécdotas. También me gustó mucho que lo cuentas de forma muy fresca y amena. Saludos y un abrazo!

jrnCalo dijo...

La verdad es que la cocina me encanta Y Frida Khalo es uan de mis pintoras favoritas junto a Georgia o keeffe.
La cocina es arte efimero y siempre está en movimiento, siempre se está creando.
Una tortilla española de patatas y huevo, pintada o mejor en un plato-¿No es arte?
¡Creo que si,que lo es!
M gusta por donde van tus pies Clarice y tus ojos me gusta lo que ven, tienes grandes ojos y una maravillosa sensibilidad!!!!
Un beso muy grande!!!!

DudaDesnuda dijo...

Gracias por presentarme a Guadalupe, de alguna manera me hiciste escuchar su charla.
Muchas gracias por el recuerdo de Diego y Frida.

Paula dijo...

Realmente dan ganas de meterse en la cocina y no salir hasta hacer una dos o mil exquisiteces

Evocador post, como las especias de la comida mexicana, y como Frida y Diego

un abrazo

Bettina Perroni dijo...

y yo que casi me lo pierdo... pero gracias a ti he podido experimentarlo.

Admito que soy buena en la cocina aunque mis platillos mexicanos no tienen ese mismo sazón que el de la abuela o mi madre... es todo un arte conciliar esos sabores y crear olores únicos... rico... ya me dió hambre :S

Gracias por traerla hasta mi mesa.
Besitos

Gasper dijo...

Mi sueño es México...
Y sé que alguna vez despertaré por ahí.

Por lo pronto con tu escrito, me acerqué un poco más.

Besos con guacamole

klau2 dijo...

Caminando...

http://klau2.blogspot.com/

.

Alexis Coald dijo...

Excelente post, me encantan los murales de Rivera y la pintura de Frida, ahora me gustaría encontrar los colores de las pinturas en las comidas tipicas de mexico de la mano de la hija de Diego.

Un abrazo fraterno

Anónimo dijo...

mmmmmmm que rico¡ Yo sí sé cocinar, pero mi hermana y mi mamá son las encargadas de la comida en las reuniones familiares. En esas preparaciones trabajo de pinche. Y como tú,lo mejor que hago es comer jajaj.

Me encantó tu post anterior, lleno de belleza y nostálgia

abrazos

y

Heriberto dijo...

Clarice: Me has provocado ir a comer de la deliciosa comida mexicana. Cerca de mi Oficina hay una taquería que al decir de los expatriados mexicanos es muy buena, siempre me pido una "tibiri - tabara" y unos taquitos al pastor de entrada.
Saludos amiga.

chikis dijo...

realmente me dan ganas de visitar a mi abuela y hacer que prepare uno de tantos platillos de los q solo ella sabe hacer con ese sabor y esos olores que expiden sus guisos.

espero que m leas y podamos ser amigas.

salu2

chikis

MaleNa dijo...

Ya comente sobres estos dos genios del arte, de aromas y sabores.


Solo queria decirte que estas cerca.


Besos saboreados.

Anónimo dijo...

Al parecer compartimos el mismo espacio, también asistí a esa inauguración en Xalapa. De saber que estarías ahí me hubiese encanto charlar contigo, ni hablar, me gusta tu narración y al igual que tú me declaro aprendiz.

Un saludo Clarice.

Ixchel dijo...

Al parecer compartimos el mismo espacio, también asistí a esa inauguración en Xalapa. De saber que estarías ahí me hubiese encanto charlar contigo, ni hablar, me gusta tu narración y al igual que tú me declaro aprendiz.

Un saludo Clarice.

silvia piranesi dijo...

Uy... yo quiero comida mexicana..!!
La única vez que estuve en México, recuerdo dos cosas: la gente... y la comida! qué delicia....
Yo quiero ir de nuevo...

soleil dijo...

gracias por visitarme

tanguetto dijo...

Hola, tanto tiempo...

Umma1 dijo...

Hace poco se inauguró en Buenos Aires, un restaurante, que sirve la simple cocina de nuestras abuelas.
Nada de especias exóticas, sino aquellas simples ajos, tomillo, albahaca, orégano, pimienta, pimentón, ají, que usaban ellas.

Platos que avergonzarían servir, como "mondongo" = callos a la madrileña, pucheros, polentas.
Sabores que tenemos anhelantes en algún rincón del paladar y a los que evitamos, por miedo a engordar. Sin embargo que deliciosos.

Ay, sí que la cocina es un arte...