viernes, junio 11, 2010

Eva

Miro la foto.
¿Por qué esa niña de cinco años de edad no sonrió ante la cámara?
Es probable que para ella no fuera necesario sonreír. Porque a su edad, no le gustaba posar. Supongo que tampoco le gustaba el fleco y, por eso, se despeinaba así. Sin embargo, su ropa era testigo de que los perros ya habitan con ella. Y que sus pies, en el futuro, serían tímidos para mostrarse.
Ahí parada, detrás del telón de un teatro, escondiendo sus manos, escuchó a los mayores algo que le impactó.
La niña miró la cámara y pensó: ¿Cuándo sea grande, el mundo seguirá siendo de color rosa? O ¿será verdad que el color negro también lo adornará?

18 comentarios:

Umma1 dijo...

Hola Clarice

Los chicos saben muy bien, que hay rosas y hay negros.
No lo dicen con palabras, eso es todo, pero saber, lo saben.


La nena ¿Sos vos?, ¿Es tu foto?

ANTIQVA dijo...

Amiga, sin duda alguna esa fotografía marcó para siempre el futuro de la niña... En ella quedó encerrado su destino. Aunque ella nunca reparara en ello.

Son cosas que pasan con las fotografias. Su magia es inmensa.

De hecho, fijate, puede haber pasado medio siglo y el poder de su magia todavia nos atrapa.

Un abrazo, Clarice

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Jeje, ¡a tí te gustan los perros! ¿es por eso que sabes bien que le pasa a la niña?
De todas maneras el texto es delicioso.

Besicos muchos guapa.

Bel M. dijo...

Preciosa, de niña y de grande. Y un texto delicioso, sí.
Un gran abrazo, querida Graciela.

Marcela dijo...

La niña no sonrió porque sabe que hay formas y formas de sonreírle a la vida. Y ella encontró muchas sonrisas.
Preciosa, la niña, la foto y el texto.
Un beso grande

giovanni dijo...

Lo hiciste! Y bien. E interesante. Cuentas muchas cosas sobre 'ella'.

Besos

virgi dijo...

"Saber", no sé si ya sabía, pero "intuir", seguro que sí. Y mucho más que los que la miramos ahora.
Las capacidades de los niños son inmensas.

Un fuerte abrazo.

Mateo dijo...

Sabes, Graciela? los niños nos hablan de infinitas formas, somos los adultos los que callamos. Malaprendimos que hay que ocultarse de los ojos que nos miran.
Eva, seguro que conserva la misma mirada, el amor por los perros...y las bicicletas
Un abrazo.

JOSE ROMERO dijo...

La niña inicia el proceso de entender la vida y años después lo entiende en una fotografía. Quizás esas niña ahora colecciona foto también.

Isabel Romana dijo...

La niña mira. Es lo que mejor saben hacer los niños: mirar, tratar de desvelar lo que sus ojos ven. No se dan cuenta de que son vistos y mucho menos que, como humanos, son enigmáticos. Eva mira la cámara y desconoce por completo qué pensaría de ella el fotógrafo y mucho menos qué pensaremos nosotros muchos años después. Seguramente ni ella misma lo sabe.
Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

MaLena Ezcurra dijo...

Me quede muda (raro yo) pero hay un hechizo en las palabras, la imagen.


Bendita Eva.



Te abrazo mi cielo blue.


MaLena.

Francisco Ortiz dijo...

Extraes de la foto cosas que despiertan aún más mi interés en verla. Es un comentario que acerca más.

Miguel Sanfeliu dijo...

La niña parece haber sido descubierta después de haber hecho alguna travesura. Es una foto muy linda. Ver la foto y tratar de explicar lo que siente la protagonista es un ejercicio de profundo calado. ¿Cuándo dejó esa niña de ser niña? ¿Cuándo descubrió que, en efecto, el color negro también tiene su lugar en el mundo, un lugar destacado?
Un abrazo.

Eleonaí dijo...

Colores como el rosa tamayesco y todos los tonos de gris.

¡Qué foto!

Bohemia dijo...

Radiografía de una foto...

...me gusta el nombre Eva

(por cierto hay ahora una peli que se llama Rosa y negro
http://www.cine5x.com/pelicula/rosa-y-negro/#)

AnaR dijo...

Quizá no sonrió porque la sonrisa es lo más espontáneo de un niño y el momento de una fotografía ,no siempre lo es...condiciona.Aunque ,sí, parece que lo sabes.

Un abrazo de tiempo...para no variar.

Tania dijo...

Creo que esa niña Eva descubrió que el mundo tiene muchos colores. Creo también que ella encontró maneras de regalar hermosos matices a los colores del mundo a su alrededor...

Abraços...

niño dijo...

cuanta cursileríaaaaaaaaaaa. no le eches tanta crema a tus tacos.

¿no mamenir tu tia cleta?