viernes, junio 18, 2010

Sueño

Foto: Juan Bautista Morán

Voy a soñarte aunque no me pertenezcas.
Y después,
el sueño lo guardaré entre las páginas de aquel libro
.

16 comentarios:

Indigo dijo...

Bellímas palabras y bellísima imagen la que hoy le cuentas a la vida. Un fuerte abrazo.

Bel M. dijo...

Ah, me encanta cómo lo has explicado, porque es exactamente así, lo soñamos para después guardarlo en aquel libro. Mejor dicho, imposible.
Un beso, Graciela.

giovanni dijo...

Me gusta la manera de guardar el sueño.
Un beso

Adolfo Calatayu dijo...

Un sueño en el Libro de los sueños...bellísimo amiga querida !!!
Un beso enorme

ANTIQVA dijo...

Amiga, a mi tambien me ha pasado eso... En cierta ocasión, cosí el sueño, con alfileres, en un pañuelo... En otra ocasión, lo guarde en una cajita de marfil de esas que sirven para guardar sueños imposibles.

Si, a mi tambien me ha pasado...

Quizá sea que estamos enfermos... Ojala fuera una enfermedad contagiosa y se la contagiaramos a todo el mundo...

Un abrazo, Clarice

இலை Bohemia இலை dijo...

lo soñado quizás no nos pertenezca, pero lo soñado siempre será nuestro...

Bss

Marcela dijo...

Si, si!
Las páginas de los libros son el mejor sitio en donde guardar lo que apreciamos. Un sueño, más aún.
Un beso!

Eleonaí dijo...

Felices sueños.

virgi dijo...

Perfecto, el mejor lugar para guardar los sueños bien soñados.
¡Qué bien has acoplado tu pensamiento con esa foto sencilla, pero tan sugerente!
Muchos besos, cielín

GAB dijo...

Que bueno que quedan en ese libro, junto a la violeta desvencijada y un ticket de bus.

Abrazo

Mateo dijo...

Saludos, Graciela..
Son días tristes, el viernes nods dejó Saramago y hoy se fue Monsiváis...No me gusta que el verano se presente tan triste.
Algunos sueños me lo regalaron los libros y allí siguen esperando cumplir con ellos.
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

¡Cuántos secretos entre las hojas de un libro! Besos, querida amiga.

Kety dijo...

El mejor lugar para guardar; sueños, pensamientos...¡Qué locura la nuestra!

Un abrazo

Chamila dijo...

Y aquel libro de páginas en blanco y rincones de su alma.

Aquí llueve mi querida Graciela y la Cordillera de los Andes está nevadita hermosa.

La recuerdo siempre.
Cariños.

Francisco Ortiz dijo...

Un libro, una cama deshecha, recuerdos: el paisaje íntimo de nuestra vida.

Francisco Ortiz dijo...

La entrada me provocó: vas en la dedicatoria. Pásate a verlo.