viernes, diciembre 24, 2010

Adiós 2010


Sé que el canto de los pájaros sobre mi tendedero es para anunciar la llegada de un vestido rojo y recibir el secreto de un pañuelo. O es para exclamar que una mujer cayó sobre el tejado de una casa vacía. No pudo con tanto amor navideño. O para expresar que se enamoraron de una mujer tirada sobre la calle, todo por un eclipse lunar. Los pájaros también declararán las balas perdidas e injustas sobre las ventanas de los inocentes. Dirán que sintieron el miedo por los cambios bruscos del clima, pero en su fragilidad fueron fuertes. Mientras un pueblo duerme, las campanas de la iglesia tocan con esperanza y el cartero llama más de dos veces para recordarnos que fuimos la carta que nunca nos llegó. Esas aves cantan que una mujer grita entre un bosque de bambú y que no desea ser encontrada. No le importa saber que está loca. Loca por la vida. Agradecida por todo lo que tuvo y por todo lo que le fue quitado. Los recuerdos los guarda en cada uno de sus dedos, como una luna nueva. Canta la música que no terminará de escuchar, fotografía sin parar, escribe apresuradamente las insignificancias como si fueran letras que llevan huesos deformados y sus pies dolorosos escriben caminos perdidos. Se preguntó: “¿Qué seré? ¿Un grano de café o una orquídea? O ¿acaso seré una simple hoja para que todos la levanten y escriban sobre mí?”. Aprendió a no esperar nada porque sabía que de repente le llegaría todo. Como un libro todavía no abierto.

En mis manos no cabe un año. Pero sí pueden pronunciar: Gracias.

Mi cariño y admiración a cada uno de ustedes que se detuvieron ante mi ventana.


17 comentarios:

Larisa dijo...

Un grano de café o una orquídea...

Y ahora todos empezarán a hablar de ti. A analizarte. A hacerte la autopsia antes de que te hayas muerto del todo. Que no te mueres, te jubilas.

2010, espérate al Lunes. Que te pincharán los oídos.

Y yo sólo estaba de paseo. Dejo la palabra. Y el Feliz eso.

MaLena Ezcurra dijo...

Tus palabras son una dulce punzada al corazón, tienen la temperatura de tu sangre.

No sé Clarice que serás, ahora, en estos instantes, escribiendo así sos la gloria.


Buen Renacer!



MaLena(la que te quiere)

Jose Ignacio Escribano dijo...

Graciela gracias por estar ahí. Feliz Navidad y todo lo mejor para el año nuevo

Bel M. dijo...

Gracias a ti, Graciela querida. Que tengas felices fiestas y, sobre todo, un espléndido 2011.

Petrusdom dijo...

Con mis mejores deseos llenos de esperanza en un mundo mejor.

gonzalo dijo...

guerrera despidiendo a sus armas. besos.

marichuy dijo...

Querida Clarice

Gracias por las coincidencias, los encuentros y los cruces. Feliz de haber encontrado en twitter y en la blogósfera a alguien como tú.

Un abrazo bien fuerte

Nos seguimos leyendo

Salud!!

Mateo dijo...

Siempre es un placer asomarse a tu ventana.
Y sí, dejas un aroma a café en todos los que al leerte intentan saborear tus delicados y siempre profundos pensamientos.
Felices Fiestas y un maravilloso Año Nuevo.
Deja siempre abierta tu ventana, Graciela.
Un abrazo

Antona dijo...

Te deseo todo lo mejor,sin mas

bss

Marcela dijo...

Escribiste algo bellísimo. Lo leí varias veces y cada frase es perfecta.
Tu blog es uno de mis favoritos. Me fascina pasar por acá y tantas veces encontrar escrito cosas que yo pienso y coincidir y sentirme feliz por eso.
Gracias por tus palabras, muy felices fiestas y espero que tengas un gran año.
Un beso gigante.

Silvia dijo...

Gracias a ti, por mostrarnos esa gran destreza tuya para las letras. Mis mejores deseos para este año que comienza. Un abrazo grande

Maik Pimienta dijo...

Aprender a no esperar es maravilloso: todo es bien recibido. Siempre tienes palabras profundas que leer. Perfecto aLberto, feliz 2011. Besos.

Miguel Sanfeliu dijo...

Un texto poético, redondo, que apunta al corazón. Gracias a ti, siempre. Y que seas muy feliz.
Un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Amiga, puro realismo fantastico, que es el mas bello de los realismos...

Mis mejores deseos para 2011

Un abrazo fuerte

virgi dijo...

Tu cariño atravesó el mar, se posó en mi ventana y allá te lo envío nuevamente.
Muchos besos, feliz año.

Laura Diaz dijo...

Las gracias te las doy yo, por estar siempre. Mis mayores y mejores bendiciones para el año que se aproxima, y para todos los que tendrás la dicha de vivir.

Eleonaí dijo...

Adiós a la primera década del siglo XXI.

Que el año 2011 te traiga salud, amor y felicidad

¡Salud!