viernes, julio 08, 2011

Desamor

Dibujo: Priscila Rodríguez


Una mujer llora desconsoladamente. Como una flor pisoteada. Perdió sus piernas. Todo por salvar a un pájaro sobre las vías del tren.

Creyó que moriría. Eso deseaba. Hasta que miró esas alas. No sabía si serían su esperanza o su retorno. Empezar de nuevo y sentirse libre.

No le importa la rasgadura de su vestido, ni su cabello maltratado, ni la vieja cama. Aún no comprende el abandono y la promesa quebrantada.

Ella dice que nació con la ineptitud en sus manos. No puede escribir lo que es un corazón roto. Ni tampoco curarlo.



9 comentarios:

Índigo dijo...

Difícil curar corazones rotos aunque aún quiero creer que no es imposible..., o tal vez sí, ya no sé bien. Un abrazo grande, y con alas.

Amor Eterno dijo...

Cuan cierta es la semejanza de la mujer, con una flor.



Saludos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

es muy dificil curar un corazón roto y también dificil poder escribir lo que se siente, pero no imposible. Por lo pronto, tu dices cosas muy bonitas.
Besicos muchos.

Miguel Sanfeliu dijo...

Una muestra más de ese estilo tuyo a mitad de camino entre el poema y el relato.
Me parece redondo.
Un abrazo.

maria candel dijo...

Concuerdo con Miguel y esa manera tuya tan especial de contar las cosas, reúnes lo bello de las distintos estilos; la sonoridad y la imagen de la poesía y la palabra justa y certera de la prosa. Un gusto leerte, Graciela.
Un abrazo fuerte.

Maria Varu dijo...

un corazón roto es como una fuente quebradiza... sigue manando pero a borbotones... o como ese pájaro, quizá caído o quizá próximo a remontar el vuelo...

poético tu relato amiga Graciela, besos

Eleonaí dijo...

Hermosísimo dibujo.

Navegante Del Alma dijo...

Solo quienes tienen el corazón roto son capaces de volar.
Me conmovió el relato, no solo por su contenido si no también por su manera descriptiva.
Saludos.

Paloma Zubieta López dijo...

Me uno a la opinión de Miguel: quedó redondísimo. Es como la nota final de una canción que tiempo después, sigue sonando dentro... y el dibujo, precioso.