martes, agosto 01, 2017

Confieso

Pintura de Salvador Dalí

Confieso que he vivido entre la adversidad y la fortuna.

Confieso que a veces despierto sin ganas de nada, pero me levanto y pienso que despertar es volver a nacer.

Confieso que detesto la adicción a la tristeza. No puedo gastar tiempo  en sentirme víctima por lo que me tocó vivir o lo que desearía vivir. 

Confieso que disfruto el presente a lo máximo, dejando atrás el doloroso pasado y caminando hacia un futuro glorioso.

Confieso que me gusta escribir para sentirme con vida.

Confieso que sin Dios no soy nada y por su Palabra tengo vida.


1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

Confieso el haberme equivacado el haber llorado pero también confieso lo bello de lo vivido